Un ícono marplatense en decadencia: la Boston superó los 60 días de toma

(Por Martín Monita) Apenas el conflicto entre los nuevos propietarios de la confitería Boston y los empleados tomó estado público, no tardaron en hacerse eco del tema distintas personalidades fundamentalmente por redes sociales. Desde Marcelo Tinelli que pasó por el local de Varese y se fotografió con los empleados, a concejales, diputados y público en general que expresaron su solidaridad ante la incertidumbre que rodea a este clásico marplatense que atravesando su peor crisis, está cumpliendo 60 años.

Image description
Image description
Image description
Image description

Nadie preveía que la venta de la Boston arrojaría este presente con despidos, locales tomados y otros que bajaron sus persianas. Es cierto -y las vacaciones de invierno fueron una muestra de ello- que la economía del país está golpeando los bolsillos de la gente y a la hora de planificar una salida u optar por un entretenimiento, muchos lo piensan dos veces. Pero también contrariamente a esta situación, en paralelo ocurren fenómenos que no tienen mayor explicación como las presentaciones agotadas del Cirque du Soleil que estrena esta semana y sumó nuevas funciones o las cervecerías que no dejan de proliferar.

Apenas efectuada la venta de la Boston, se conoció el plan de expansión de la sociedad que se haría cargo de la empresa conocida ¿mundialmente? principalmente por sus medialunas. Además de un socio australiano, se encuentran los hermanos Lotero que en la ciudad poseen la cadena de panaderias Xocolata, que también fue fruto de escraches ante su ausencia en las negociaciones con los empleados y la falta de respuesta a los sueldos adeudados. De hecho, In Mar del Plata fue el primer medio en dialogar con uno de ellos (Juan Manuel), quien por entonces aseguraba que ésta era una situación pasajera y solucionable en el corto plazo, algo que finalmente no sucedió.

Si bien es cierto que el paso del tiempo trae consigo cambios naturales en los modelos de negocio, en los hábitos de consumo e incluso ahora en los oficios -muchos siendo reemplazados por máquinas-, lo cierto que existen marcas que más allá del hecho comercial de su existencia, conforman la identidad de una ciudad. Cabrales, Havanna, Don Vicente, Balcarce, Tienda Los Gallegos y algunas más integran ese ranking que pareciera ser indestructible, aunque con el caso de la Boston, todo entra en duda.

Vale la pena entonces pensar si desde el municipio podría existir algún tipo de ordenanza que proteja esa identidad de modo que no se llegue a esta situación y por la cual apenas empezado el ciclo escolar, un nene de sólo 9 años respondió que durante las vacaciones de invierno "Yo fui a la Boston a vender medialunas porque mi mamá está en huelga y me quedo todo el día".

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: